¿Qué es la infección de orina?

0 10

En esta ocasión vamos a  hablar de una infección que trae de cabeza a muchas mujeres: la cistitis. Se trata una infección urinaria que en la gran mayoría de los casos está producida por bacterias que, a través de la uretra, acceden a la vejiga.

Algunas mujeres tienen más predisposición que otras a padecer infección de orina sin que se sepa la causa exacta. Además, una vez que se sufre una cistitis, en el 25% de los casos, se padece una reinfección, que en muchos casos se repite de forma periódica.

Se estima que, al menos, el 50% de las mujeres padecerá una infección de orina a lo largo de su vida. Además, si la mujer ya ha tenido un episodio de cistitis, la probabilidad de padecer un segundo aumenta un 20% y hasta un 30% en el tercero.

Factores que favorecen la aparición de la infección de orina:

  • Ser mujer.
  • Beber poco agua.
  • Aguantar la necesidad de orinar durante demasiado tiempo.
  • Las pérdidas de orina.
  • Las relaciones sexuales sin la debida higiene.
  • Embarazo.
  • Alteraciones de la función de la vejiga.
  • Obstrucciones urinarias (cálculos).
  • Malos hábitos de higiene íntima (tanto por exceso como por defecto).
  • Diabetes.
  • Estreñimiento.

Síntomas de la cistitis

  • Dolor y escozor durante la micción.
  • Necesidad de orinar frecuentemente y hacerlo en pequeñas dosis con la sensación de no haber terminado de orinar.
  • A veces puede aparecer fiebre (indica que la infección ha alcanzado los riñones) y escalofríos.
  • Dolor en bajo vientre y dolor lumbar.
  • Puede aparecer sangrado en la orina y la orina puede tener un aspecto lechoso y turbio.
  • También puede producir náuseas y vómitos.

Diagnóstico de la infección de orina

El diagnóstico se confirma con un análisis de orina que permitirá identificar el germen responsable de la infección. La bacteria que con mayor frecuencia produce cistitis es E. coli.

Buenos hábitos que ayudan a provenir la infección de orina

  • Beber abundantes líquidos ayuda a limpiar el tracto urinario de bacterias.
  • Evitar retener la orina.
  • Mantener una dieta equilibrada y con suficiente fibra.
  • Mantener una higiene íntima correcta.
  • En las relaciones sexuales conviene hacer una micción antes y después del coito y lavarse con jabón ácido después de cada relación.
  • Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.
  • Uso de productos con extracto de arándano rojo.

Arándano rojo: una aliado para prevenir la cistitis

El cranberry o arándano rojo, es un fruto de origen americano que ayuda a prevenir las infecciones urinarias recurrentes. Según los expertos, para que el cranberry sea eficaz en la prevención de la cistitis de repetición debe dispensarse en farmacias en forma de preparados farmacéuticos, con todas las garantías de calidad, y contener, al menos, 140 mg de PAC, que dificultan la adhesión de las bacterias al epitelio de las vías urinarias.

Este fruto lo pueden utilizar mujeres jóvenes y embarazadas y debe tomarse 30 días seguidos para conseguir que el E. coli no vuelva a repoblar el tracto urinario y repetir la toma por lo menos 3 o 4 veces al año. También se aconseja tomarlo en dos tomas para que la actuación en las vías urinarias sea más uniforme.

Tratamiento de la infección de orina

El tratamiento va encaminado a eliminar la bacteria del aparato urinario y evitar que ascienda por los uréteres hasta el riñón, produciendo una infección a este nivel (pielonefritis).

El tratamiento consiste en la administración de un antibiótico (ciprofloxacino, amoxicilina-clavulánico, cefalosporinas, sulfamidas) que puede variar según el microorganismo sospechado.

Es necesario mantener la toma del antibiótico durante el tiempo prescrito por el médico, si no el germen podría hacerse resistente al antibiótico y producirse cistitis de repetición.

Cuídate, mantén hábitos de vida saludables, y ante cualquier síntoma de infección acude a tu médico para comenzar cuanto antes con el tratamiento.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...